Dimensiones de la estrategia competitiva

La estrategia competitiva se puede conceptualizar como una planificación a largo plazo para que una determinada empresa conquiste y mantenga una ventaja competitiva sobre sus competidores en el segmento en el que opera. Su objetivo es desarrollar una posición defensiva en una industria /sector y generar un ROI (retorno de la inversión) superior. La estrategia competitiva juega un papel muy importante, especialmente cuando la industria es muy competitiva y los consumidores tienen productos similares a su disposición.

El libro de Michael Porter, Competitive Strategy, publicado en 1980, sirvió de base para el desarrollo de gran parte de la estrategia aplicada a los negocios. En él, Porter presenta diferentes dimensiones por las que las empresas desarrollan nichos dentro de cualquier segmento de actividad.

Las estrategias que adoptan las empresas para competir en un segmento determinado se pueden diferenciar de varios formas.

Hay muchas dimensiones diferentes de la estrategia competitiva de una empresa dentro de una industria que capturan las posibles diferencias entre las opciones estratégicas, que incluyen:

. Especialización: la empresa tiene una línea limitada o segmenta los clientes objetivo y los mercados geográficos atendidos.

. Identificación de marca: la empresa construye su marca y la posiciona a través de publicidad, fuerza de ventas o básicamente compite por precio u otras variables.

. Política de canales: la empresa desarrolla su marca con el consumidor final o mediante un canal de distribución.

. Selección de canales: la empresa utiliza puntos de venta especializados o puntos de venta de línea ancha que distribuyen varios otras líneas de productos.

. Calidad del producto: la empresa enfatiza la calidad de sus productos en cuanto a materias primas, bajas tolerancias y especiales características diferenciadoras.

. Liderazgo tecnológico: la empresa busca el liderazgo tecnológico o adopta una posición imitativa en relación a sus competidores.

. Integración vertical: la empresa se integra hacia adelante o hacia atrás.

. Posición de costo: la empresa busca ser el fabricante y / o distribuidor de bajo costo.

. Servicio: grado en el que la empresa brinda servicios agregados con su línea de productos, tales como asistencia técnica, su propia red de servicios, líneas de crédito, entre otros.

. Política de precios: la empresa define su posición relativa de precios en el mercado.

. Apalancamiento: la empresa tiene apalancamiento financiero u operativo.

. Relación con la casa matriz: la empresa es una unidad de un conglomerado diversificado, parte de una cadena vertical, etc.

. Relación con el gobierno local o anfitrión en países extranjeros: la empresa recibe asistencia del gobierno o estará sujeta a diversas reglas y regulaciones.

Según Porter, cada una de estas dimensiones estratégicas se puede analizar para una empresa con diferentes grados de detalle y se pueden agregar nuevas dimensiones para refinar el análisis. La clave, según él, es que estas dimensiones brindan una imagen global de la posición de la empresa.

Es importante señalar que las dimensiones estratégicas están relacionadas entre sí, ya que generalmente las decisiones relacionadas con una dimensión pueden afectar a las demás.

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Foto do Google

Você está comentando utilizando sua conta Google. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s